jueves, 26 de agosto de 2010

30 (*)



… y qué vas a hacer,
uno se cansa de correr
(Sui géneris)

          Una vez más
veo como la vida tuerce el rumbo / la coordenada
veo como me callo disimulo
jamás digo absolutamente nada
(eso también lo sé)
es simple en ocasiones postergar la muerte
cuánto más detener lo inevitable
salvar el llanto
                            el dolor
que el vacío corte en tajos los pedazos de carne
las cuentas tus estadísticas

a veces
de tanto preguntarse / lastimarse
se pierden las líneas de la vía
sin más remedio que repetirse
y cada reflejo del sol le abre huecos en la piel
le degrada a uno el aliento
le quiebra las rodillas


Ernesto J. Navarro 
(*) tomado del poemario DETRÁS DE LA MIRILLA (aún en contrucción)

sábado, 14 de agosto de 2010

(POEMA) ... 6




-->
Todas las vidas cayeron al mar
y es tan suave verlas
todas las vidas cayeron al mar
y se van, y se van, y se van…
Ella quiso hacerlo tan feliz
él quiso un amor y no una actriz
                                                                                                                                                                                           (Fito Páez)

         Suéltame las manos
cae…
mira el vicio interior que ansiosamente te libera
la muerte
la muerte huracán
las vanidades
cuántos son cobardes a estas horas
cuántos se inmolan o naufragan
a cuántos apuntamos…. ellos nos apuntan
cuentan
cargan
huyen y controlan
ellos que jamás dan la cara
y tú…
te enajenas simplemente
como un constante aullido que liquida a los soldados
¡es suerte!

ojalá descubriéramos a los que nos atan
fantasmales perseguidoras
que usurparon los gritos de victoria
la canalla…

Ernesto J. Navarro

jueves, 5 de agosto de 2010

(POEMA Unas horas


-->

         Pasó de largo ignorando las miradas
sus heridas cayeron al filo de las ventanas
sin que nadie las curara / las lamiera
eres una noche que se cocina a fuego lento
una en la que la mañana jamás se acerca
         ojala hubiese pedido ayuda
quizá no estaría pegada al subsuelo de sus lamentos
donde no llegan la luz incandescente ni el túnel
¡jamás creyó en ellos!!!


le tiemblan los ojos
quisiera un grito redentor / desconectar los cables
emborrachar los dolores – drogarlos
¿será esto lo que llaman un castigo del destino?
¡maldición!!!

         ¿a qué huelo?
¿a miedo? ¿a resignación?
¿huelen las partidas?

ninguno de ustedes podrá sentir el calor
el calor punzante de mis respiraciones en fuga
nadie verá las imágenes que me descontrolan los latidos
¿todos pensamos lo mismo a la hora de la muerte?

         no cuento las horas ni las convenciones sociales
puedo hacerme mierda / vomitar la alfombra
no puedo darme pena / ya no más
estoy como flotando en agua
          como mojado
          como disuelto
cada mirada es un laberinto
un libro sin abrir

         ¡hija de puta!!!
¿serás mi último pensamiento?
o eres el calor que sigue insistiendo… 

Ernesto J. Navarro

miércoles, 4 de agosto de 2010

Veneno y licencia


-->

         Descubro un recuerdo circular / enmontado
el firme deleite de la nada
ese rostro de mierda
ese sacrificio de mierda
este instante de mierda
anoche
un drogadicto de lata expulsó a los borrachines del templo
pateó tus altares
los condenó a la muerte...
        
anoche
ví todo desde lejos
espectador
un pasivo lleno de iracunda morbosidad
¿quieres que intervenga?
no debo – yo sólo estoy mirando (soñando)

         anoche
me vengué con saña de mi mismo
y fue destino el veneno y la licencia
anoche te di un balazo en la memoria
y tu alma se burlaba de mi llanto…

Ernesto J. Navarro

martes, 3 de agosto de 2010

(POEMA) Bruma dolorosa… salitre




         de tu continente al mío no hay abismos
ni fábricas ni autopistas
aún así no me escuchas
cegada por los decretos que apuñalan la piel del puerto
avistas que no existen salidas
tampoco retornos
y que en esta ciudad de puertas abiertas
todos duermen lejos de sus corazones y lloran


no conoces las esquinas
y menos las que llevan mis cientos de nombres
te quedaste lejos de mis voz
luego que un terremoto inundó de vacíos tus mares

         ya no vuelas
pisaron tus sueños
ya no heriste más a dios
no escapaste de tus represiones
fuiste fugaz y fértil
caíste al fondo del estanque y todos pidieron resurrección / carnavales / milagros

         déjame rescatarte
salvarme del olvido
que el sol nos desprenda
las esporas /los tal vez / los idiomas / los besos
tus gemidos / tu hambre / tu sueño
las fotografías que adornan de olvidos los rincones
el agua caliente vitrina de los ojos
la fisura inclemente que cambia de opinión
la marea en retroceso / bruma dolorosa… salitre

Ernesto J. Navarro