jueves, 17 de febrero de 2011

(POEMA) 42


Escaparon de las mareas
del fuego del hambre
de las evaluaciones sin constancia
de los evaluadores

entre los dedos
el cuello del enemigo
la ira permanente que se asoma a los ojos
una negación final enferma / que aterroriza

dan la espalda
nos dejan con el último “amen” del apocalipsis
y nada se cura o se termina

esos besos son sólo un armisticio pasajero
que se escribió con sudor y café amargo
no pueden tus cosechas ser una parodia de vida
si en sus mentes ya estaba escrito que capitularían
que venderían a crédito

mira la discordia que se amontona
fundida en esas bocas que ya ni gritan
ni maldicen…
estallan los desiertos
ellos han abolido lo que quedó de sensatez
así nos quedamos… con las venas mirando al cielo


Ernesto J. Navarro