miércoles, 1 de junio de 2011

Como una maldición





Mirada de tinta y prepotencia
trajeado de neón y callejuela
venganza de frontera o media noche
risa de búsqueda sin salvamento
empujón mil veces al vacío
una simple caída
y todas las ratas adivinan la muerte
abandonan la nave
se burlan

rumbo de la derrota
¿cómo me piensas?
¿en calendario, en agenda, en estampa de santo?

oye mi último grito
no es en otro idioma ni es canto mentiroso
es un grito de libertad y de rebeldía
es como una maldición
que
         te juro
                      vas a escuchar varias veces...


Ernesto J. Navarro

No hay comentarios:

Publicar un comentario