martes, 24 de abril de 2012

“No esperemos nada de Hollande”

ENTREVISTA/ Cristhope Ventura
 
Hollande/ Archivo

Por: Indira Carpio Olivo y Ernesto J. Navarro (*)
En los comicios de este domingo el candidato del Partido Socialista (PS) francés, Francoise Hollande, quedó en primer lugar con 28,41% de los votos y deberá enfrentarse en la segunda vuelta al actual presidente, Nicolás Sarkozy, quien obtuvo 27%, según datos oficiales.
 
Hoy, el todavía presidente y también candidato a la reelección luchaba por su “supervivencia política”, insistiendo en los temas planteados por la ultraderechista Marine Le Pen, quien quedó tercera con un 19% de los votos. Los temas rescatados e incorporados por Sarkozy a su discurso son el miedo a la inmigración, a la inseguridad y al deterioro industrial.
 
A pocas horas de concluida la jornada electoral, Ipsos/Logica Business Consulting realizó una encuesta que destaca al aspirante del Partido Socialista el 56% en los comicios definitivos, programados para el 6 de mayo, contra 44% para Sarkozy.
 
De acuerdo con la muestra, en esas elecciones Hollande obtendrá el espaldarazo de la casi totalidad de los electores del Frente de Izquierda, cuyo candidato Jean-Luc Mélenchon, obtuvo el cuarto lugar, con 11 puntos. Al contrario, 60 de cada 100 miembros del ultraderechista Frente Nacional darán su voto al actual presidente y sólo 18 apoyarán a Hollande.
 

El PS obtendría también el respaldo de otros partidos como Europa Ecología Los Verdes, cuya candidata Eva Joly llamó a sus simpatizantes a sumarse a Hollande.
 
Alianzas para la segunda vuelta
Este lunes comenzó de nuevo la campaña electoral para la segunda vuelta en Francia. Esta campaña tratará de consolidar alianzas de los dos competidores y el resto de los partidos políticos franceses, que jugarán un papel importante de cara a los resultados finales.
 
A través de las redes sociales pudimos reconocer la preocupación por el porcentaje de votos obtenidos por la ultraderechista Marine Le Pen, a quien le votaron 20% de los electores franceses y quien dijo después de las elecciones: “Los franceses se han invitado esta noche, contra todo pronóstico, a sentarse en la mesa de las élites”.
 
La pregunta que nos hacemos ¿Se aliarán Le Pen y Sarkozy luego de insultarse para combatir las fuerzas de izquierda? Mientras eso sucede o no, Marine Le Pen invita a los suyos a abstenerse en la segunda vuelta; según reseñan los diarios ella quiere ser la referencia de la oposición al gobierno de Hollande, la referencia de la derecha francesa.

Socialismo europeo
Otra de las preguntas que abren el espectro de análisis es si ¿Hollande es verdaderamente socialista? O si ¿tendrá la oportunidad de serlo en la Francia de la economía actual?
Para Cristophe Ventura, periodista encargado de la Relaciones Internacionales del Partido de Izquierda (PI) Francesa “no lo es”.

En entrevista con el programa radial La Brújula del Sur (1), Ventura cree que Hollande es “un demócrata, un socialista que se convirtió a las políticas neoliberales, que está a favor de las políticas de austeridad de la Unión Europea (UE)”.
 
Para el joven representante del PI, “la única manera para que Hollande haga políticas más de izquierdas es construir un movimiento popular y de izquierda real que está luchando en contra de este tipo de políticas europeas y a nivel nacional, ese es el objetivo del Frente de Izquierdas y de su candidato Jean Luc Mélenchon”.
 
El Frente de Izquierdas sacó más de 11% y cuatro millones de votos en el país, esto representa para Cristophe “la fundación de una nueva cosa política en Francia, el Frente de Izquierdas, muy joven que sólo tiene dos años y que hoy día, después de esta elección, es la segunda fuerza de izquierda en el país, lo que tendrá una importancia real en el futuro, para construir un movimiento popular, de lucha contra el neoliberalismo y las medidas de austeridad en Francia”.
 
A corto plazo, el papel de esta organización política consiste en “derrotar, destruir, organizar la derrota final de Nicolás Sarkozi, ése es el objetivo prioritario, para abrir una nueva fase en el país y poder construir un balance de las fuerzas favorables a los sectores populares”, explica el periodista.
 
Esa estrategia se constituye en la razón por la cual los medios reseñan una llamada de Mélenchon a votar por Hollande, aunque Ventura destaca que “Mélenchon no dijo que se va a votar por Hollande. Lo que decimos es que tenemos que derrotar a Sarkozy. Utilizamos el boletín de Hollande para derrotar a Sarkozy (...) para nosotros es claramente un medio técnico y no tiene que ver nada con una negociación, un acuerdo, una alianza, lo hacemos para vencer la derecha extrema (...) porque pensamos que sino derrotamos a la derecha lo que proponemos será imposible de construir”.

Junio de legislativas
Más allá de las presidenciales se viene otro evento electoral en Francia que preocupa a las fuerzas de izquierda, ya que sin mayoría en el parlamento, les será imposible presionar para realizar los cambios.
Ventura nos explica que harán una campaña “bien fuerte” para asegurar un grupo de izquierda en la Asamblea que complementaría a un “gobierno social demócrata”. El representante del PI piensa que con el voto de la primera vuelta pueden obtener “una buena dinámica” en el hemiciclo que represente las necesidades del pueblo francés.
 
Para cumplir con estas premisas Ventura repiensa “qué hacer con el pacto con los socialistas”, porque estarían enfrentando “la posibilidad de victoria de la extrema derecha”, nos dice. “En esta situación debemos encontrar un mecanismo que pueda evitar la competencia de varios candidatos de izquierda”.
 
El hecho de que Sarkozy y Le Pen se peleen públicamente representa “una crisis interna de la derecha francesa, porque gran parte de los votos de la derecha de Sarkozy decidió irse con Le Pen al Frente Nacional (FN), eso es una especie de transición de comunicación con la extrema derecha, como resultado de las políticas” del actual presidente “un discurso de extrema derecha contra los migrantes, contra los pobres, intentando dividir los sectores sociales en Francia”.
 
El resultado de FN significa que se reconfiguran la “derecha extrema, radicalizada contra los pobres”.

La trampa
El hecho de que gane el socialista y herede los problemas económicos y las medidas antipopulares en Francia parece una jaula de la que “el socialismo europeo” no puede escarpar. “Con una probable victoria de Hollande nada estará cambiado porque si”, nos recuerda Ventura.
 
La presión popular es clave para el PI francés, porque con ella podrán “construir afuera del gobierno y dentro de la Asamblea Nacional, porque sin esta presión, Hollande hará una política que se inscribe en el consensus neoliberal de la UE , del Banco Central Europeo, del Fondo Monetario Internacional, porque Hollande no quiere enfrentarse a los mercados financieros”.
 
No tenemos que esperar nada de él. Tenemos que ejercer una presión popular muy fuerte”, sentencia Ventura.

Para conocer las respuestas completas escuche el AUDIO aquí:
---
(*) Periodistas intragables
----
Para ampliar las informaciones:
(1) La Brújula del Sur es un programa que se transmite en la emisora del Ministerio del Poder Popular para la Cultura, Alba Ciudad (albaciudad.org, @albaciudad, 96.3 FM) y Radio Rebelde (radiorebelde.info, @radiorebelde915, 91,5 FM), conducido por Ernesto J. Navarro y producido por Indira Carpio Olivo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario