jueves, 3 de mayo de 2012

Germán Saltrón: “No vamos a salirnos solos de la CIDH”

ENTREVISTA/Por los momentos 
no abandonaremos la OEA

Germán Saltrón / Foto: MinCI

Por: Indira Carpio Olivo y Ernesto J. Navarro (*)

El presidente de Venezuela Hugo Chávez pidió al Consejo de Estado -ya conformado- estudiar la muy probable posibilidad de retirar a la nación de la Corte Interamericana de Derechos Humanos -CIDH- por considerarlo un “mecanismo del imperio para inmiscuirse en los asuntos internos del país”.

Para Germán Saltrón, agente del Estado venezolano para los Derechos Humanos, la CIDH está totalmente parcializada en contra de Venezuela y califica como “urgente” el retiro de la nación de este organismo internacional.

Por su parte, la oposición al gobierno ha esgrimido sus argumentos en contra para que esta acción no llegue a término, dentro de los cuales destaca el incumplimiento de la constitución bolivariana, específicamente de los artículos 23 y 31.

En entrevista para La Brújula del Sur (1), Saltrón enfatizó que esta medida no es inconstitucional.


Recordó que Venezuela ratificó el tratado sobre los DDHH en 1979, pero “como tratado está sujeto a retiro. La propia convención americana establece en el artículo 78 que los estados pueden retirarse”.

También destacó que “esa convención no está suscrita por todos los países que conforman la Organización de Estados Americanos -OEA-. Ni Estados Unidos, ni Canadá ratificaron la convención americana, es decir ellos no están sujetos a cumplir las obligaciones de DDHH de esa convención (...) Son nueve en total los países los que no la han ratificado”.

Este miércoles, Mark Toner portavoz del Departamento de Estado de EEUU, dijo que "sería profundamente lamentable si Venezuela decidiera alejarse de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, que consideramos una organización eficaz y única en el hemisferio".
Daríamos “una mala señal”, agregó el vocero de la Casa Blanca.

Pero ¿cómo es que éste vocero se atreve a emitir opinión alguna cuando no ha ratificado el suscrito y no son vinculante para ellos las decisiones en materia de DDHH, emitidas por la CIDH?
Esto sólo nos vuelve a hablar de una cosa, nos dice Saltrón, nos habla “del cinismo y la hipocresía” en esta materia por EEUU, que es el “país que menos ha firmado tratados internacionales en DDHH”.

Ni siquiera la convención más firmada está suscrita por el grande del norte: la de los derechos del niño y la niña. Los dos “únicos países que no han firmado este convenio son EEUU y Somalia. Ahí pueden darse cuenta de la irresponsabilidad de ese gobierno”.

Ellos financian y dirigen organismo internacionales de DDHH, como la corte y la comisión, como Naciones Unidas”, denuncia el agente venezolano; es por ello que “influyen y engañan al resto del mundo, apareciendo como adalides de los DDHH”.

Saltrón recuerda la doble moral de la CIDH durante el golpe de Estado contra Hugo Chávez en 2002.

La Organización No Gubernamental -ONG- colombiana Minga solicitó, aquel 12 de abril de 2002, una medida cautelar ante la CIDH para proteger la vida del primer mandatario venezolano.

¿Qué hizo la CIDH, sobre todo el secretario ejecutivo que quien la maneja, Santiago Cantón? Se limitaron el día 13 a dirigir una comunicación al canciller del gobierno de facto (...) en términos que determinaban el apoyo a ese gobierno de facto”, según relata Saltrón quien además agrega que la carta llamaba “excelentísimo canciller de la República” al golpista y trataba de “señor a Hugo Chávez”, desconociendo así su embergadura como presidente.
Esa misiva “demuestra que ellos (CIDH) estaban en el golpe”.

La OEA sólo sirve para ratificar las invasiones del gobierno estadounidense. Fidel Castro las definió muy bien, son un ministerio de colonias para EEUU. Allí no se defienden los DDHH”.

Sin embargo, Delsa Solórzano, diputada opositora que “pudiéramos estar en la puerta de un anuncio de graves violaciones a nuestros derechos fundamentales” si abandonáramos este organismo.

La parlamentaria además se atrevió a agregar que en la CIDH “los Estados se organizan y se unen entre sí con la finalidad resguardar a los pueblos de las dictaduras y de los gobiernos poco democráticos”.

En contraste, Saltrón recapitula sobre el reciente golpe de estado en Hondura, por el cual la OEA no se ha manifestado aun. “Lo que hicieron fue buscar la manera de legalizarlo y al final lo hicieron (...) Ellos no representan la democracia en el mundo; todo lo contrario ayudan y contribuyen a derrocar los régimenes democráticos y soberanos”.

Asímismo, el abogado venezolano se atrevió a vaticinar la actuación de la CIDH ante la “derrota de la oposición” en las presidenciales de la oposición venezolana.

Lo que van a hacer es “que argumentando que no hay condiciones para las elecciones, retirarse o cantar fraude, después de que aparezcan los resultados acudirán a los organismos internacionales que los apoyen, al gobierno de EEUU y tratar de montarse en otro golpe de Estado”.

Actualmente, la CIDH dice “que en Venezuela no hay separación de poderes y que no hay garantías” violando “el principio internacional de derecho que reza que para acudir a los organismos internacionales hay que agotar las instancias juridiccionales en el país”, argumenta Saltrón, quien además añade que esa acción “viola la propia convención americana”.

Voceras y voceros de la oposición venezolana insisten en declarar que Venezuela abandonará la CIDH y por tanto la OEA.

La CIDH es creada por la OEA, pero no es el documento oficial de la OEA. El abogado explica que “la Comisión y la Corte hacen cumplir la Convención Americana. Nosotros nos saldremos de la Convención para podernos retirar de la Comisión y de la Corte. Podemos permanecer en la OEA y salirnos de la CIDH”.

En diciembre de 2011, el presidente Rafael Correa instó a los gobiernos de América Latina a abandonar la OEA y a suplir este organismo por uno creado en la Comunidad de Estados Americanos y del Caribe -Celac-.

En la propia Cumbre de las Américas 32 países desobedecieron el mandato de EEUU sobre la exclusión de Cuba, aunque no fue. Esto obedece a la concientización de la región, refiere Saltrón.

La Celac es la misma OEA, pero sin EEUU, ni Canadá”, sentencia.

Las voces en contra de los designios de EEUU en el patio trasero son cada vez mayores. 

“Nosotros no nos vamos a salirnos solos. Es la oprtunidad de guiar una ofensiva y denunciar a ese organismo como órgano que recibe órdenes de los gobiernos de EEUU y de Canadá”.

Libertad de prensa
Este 3 de mayo se celebra el Día Internacional de la Prensa y fue precisamente la supuesta violanción a este derecho la gota que rebasó el vaso ante las instancias internacionales.

Saltrón cree que “no hay ningún país del mundo” donde haya más libertad para comunicarse a través de los medios. “Basta saber que hubo un golpe mediático y no cerraron ningún medio de comunicación”.

Para la CIDH “es más importante la prensa que la pobreza”, por eso esta relatoría en la CIDH “es la única permanente (...) es la que más dinero y recursos tiene (...) ¿Dónde están los periodista venezolanos detenidos o muertos por el gobierno del presidente Chávez?”

-¿Saldremos o no de la CIDH?
-Si, vamos a renunciar a la Convención Americana, que en principio es salirnos de la Comisión y de la Corte; no de la OEA, por los momentos.
Estamos casi seguros de que no vamos a salirnos solos de la Convención Americana y de que vamos a iniciar los pasos para independizarnos definitivamente de la influencia de EEUU y Canadá.

Para conocer las respuestas completas escuche el AUDIO aquí:

---
(*) Periodistas intragables

----
Para ampliar las informaciones:
(1) La Brújula del Sur es un programa que se transmite en la emisora del Ministerio del Poder Popular para la Cultura, Alba Ciudad (albaciudad.org, @albaciudad, 96.3 FM) y Radio Rebelde (radiorebelde.info, @radiorebelde915, 91,5 FM), conducido por Ernesto J. Navarro y producido por Indira Carpio Olivo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario