miércoles, 6 de junio de 2012

Gobierno fujimorista de Humala “siembra” a líderes sociales en Perú

Entrevista /Marcos Arana, Tierra y Libertad, Perú: “Cusco y Cajamarca no son enemigos de Humala, son sus electores”

Marco Arana en  Cajamrca Perú / Foto: Internet
 
Por Indira Carpio Olivo y Ernesto J. Navarro (*)
 
El cuadro político de Perú está determinado por la nueva huelga antiminera en Cajamarca, la prisión del alcalde que lideró un reclamo parecido en Espinar del Cusco, la prórroga por 60 días del estado de sitio en cuatro regiones con conflictos sociales u operaciones insurgentes.

Asimismo, la hermana del presidente Ollanta Humala, Ima Súmac, participó desde París en una manifestación antigubernamental contra la política minera peruana. Lo mismo el padre del primer mandatario, Isaac Humala, quien se declara anti Conga (proyecto minero que se quiere llevar a cabo en Cajamarca).

El gobierno prorrogó por 60 días del estado de emergencia en determinados distritos y provincias de los departamentos Ayacucho, Cusco, Huancavelica y Junín.

Rige asimismo en Espinar, provincia de Cusco, donde en las últimas dos semanas hubo una huelga general en reclamo de la erradicación de las explotaciones mineras, manifestación que causó al menos dos muertos y más de un centenar de heridos.

Por liderar la protesta fue detenido el alcalde de Espinar, Oscar Mollohuanca. El burgomaestre estará en prisión preventiva por cinco meses en una cárcel de Ica al suroeste de Perú. La pena podría extenderse entre seis y ocho años.

Por su parte, en Cajamarca comenzó la semana pasada una nueva huelga general por tiempo indeterminado. Los manifestantes rechazan el proyecto minero Conga, trabajos que están suspendidos desde diciembre, cuando las protestas causaron capítulos de violencia, que terminaron en estado de sitio y la suspensión transitoria de la minera.

Según Associate Press -AP-, el gobierno afronta 243 conflictos sociales, de los cuales 145 son por preocupaciones socioambientales. Cuando Humala inició su gestión en julio de 2011 había solo 211 conflictos.

Perú se ha establecido como el segundo productor mundial de cobre y el sexto de oro. El 61% de las exportaciones en Perú corresponde a productos de la minería.

Para Marco Arana, protagonista de las movilizaciones en Cajamarca, “Conga no va ahora ni nunca, ese es el sentir popular”.

También aclara que el caso antiminero de Tintaya en Espinar del Cusco no tiene que ver con el caso contra Conga en Cajamarca.

Sin embargo, el ministro de Minería del gabinete Humala, Jorge Merino, los señala como radicales y de tener una intensión política detrás de sus movimientos ecologistas. De hecho responsabilizan a Arana por las manifestaciones en Espinar.

En conversación con el programa radial La Brújula del Sur (1) Arana, teólogo de la liberación y uno de los referentes de la lucha por del movimiento político Tierra y Libertad en Perú, aduce persecución política en su contra por parte de un gobierno que “traicionó a la izquierda que lo llevó al poder”.

¿Quién es Humala?
Ollanta Humala “es un personaje sinuoso, turbio, camaleónico en términos de ajustarse a las posiciones que más le convengan”.


Para ilustrar la personalidad camaleónica de Humala, Arana recuerda que “en el proceso electoral de 2006 exhibía mucho su relación con el presidente Hugo Chávez, como un elemento que garantizaba que él buscaría cambios y reformas estructurales en la política económica del Perú”.

Pero cuando “Alán García y la derecha del Perú aprovechan esa relación de amistad y geopolítica entre Ollanta Humala y Chávez; Humala cree convencerse que el factor de su derrota fue su cercanía con Chávez, comienza a desmarcarse de esa relación y la denigra, diciendo que él no tenía nada que ver con Chávez. Entonces empieza a acercarse más bien al modelo Lulista”.

Lo mismo ha ocurrido en Perú. Humala ha hecho promesas, como derogar la constitución fujimorista, “priorizar el uso de los recursos naturales, para favorecer la redistribución de la renta en Perú, cuidar el medio ambiente y favorecer a las poblaciones que estaban siendo arrasadas por el avance arrollador de las industrias mineras, petroleras y pesqueras”.

Sin embargo y a pesar de rodearse de la “izquierda más lúcida” al principio, ahora mismo “ha dado todo el poder a un ex general fujimorista, a Óscar Valdéz que es su Primer Ministro y acaba de nombrar como ministro de Interior a un general que firmó el acta de sujeción a (Vladimiro) Montesinos, el general Calle Girón, gobernando con lo peor del fujimorismo militarista, renunciando a las promesas electorales que hizo cuando era candidato”.

¿Por qué protesta Cajamarca?
Arana cuenta que en Cajamarca se ubica la mina de oro más grande de América Latina, propiedad del Banco Mundial y de Newmont Mining Corporation y una de las familias más rica de Perú, la Buenaventura.

La mina “tiene una extensión de 26 mil hectáreas, usa cianuro y grandes cantidades de agua para extraer el mineral. Han pasado casi 20 años de minería y la región sigue siendo una de las más pobres de Perú”.

La minera se encuentra en los primeros puestos en el mundo en ganancias por la extracción de oro. Es esta empresa la que pretende llevar a cabo en Cajamarca, el proyecto “Minas Conga”.

Según los estudios técnicos realizados y en palabras del propio Arana, Conga “afecta gravemente los grandes sistemas hídricos altoandinos, a cinco subcuencas de tres provincias de la región de Cajamarca (…) Pero el gobierno de Ollanta Humala, presumimos que presionado por acuerdos con la Sociedad Nacional de Minería y aún por las presiones que puede haber sufrido por la Embajada Norteamericana que defiende y promueve el proyecto minero, cambió de posición”.

Durante su campaña, Humala decía que él mismo organizaría paros y movilizaciones contra las mineras abusivas y depredadoras de los recursos hídricos. “Eso no se comprende y es lo que se está denunciando. Por eso mismo varios de sus congresistas han renunciado”.

Un alcalde preso
En cuanto al alcalde de Cusco, Óscar Mollohuanca, Arana afirma que el gobierno nacional le ha dado “literalmente un golpe de Estado”.

“La derecha bruta (…) considera que una manera de deslegitimar estas luchas, es llamándonos terroristas a todos aquellos que estamos opuestos a la imposición de los dictados de la política económica neoliberal”.

Para el luchador social, lo peor que ocurre en la actualidad es que el gobierno Humala está aplicando “operativos psicosociales al peor estilo de la época fujimontesinista”. Para él “al alcalde de Espinar le sembraron machetes, cuchillos y bombas molotov en su camioneta (…) y por eso lo están acusando como responsable de los actos de violencia y las muertes que han habido”.

Asimismo, argumenta que varios líderes sociales han sido sembrados por el propio gobierno, para acabar con las protestas. Hace referencia a lo acontecido durante las protestas en Cajamarca la semana pasada, porque “curiosamente sembraron bombas molotov en el aeropuerto”, donde se embarcaba el padre de Ollanta, Isaac Humala, para apoyar la protesta anti Conga.

Presumen que los “sembradores” provienen del “servicio de inteligencia, o de las empresas privadas de seguridad minera, bajo la protección del premier Óscar Valdéz, o bajo la complicidad del propio ministro de interior” de Perú. Y como ésto ha ocurrido en el Estado de emergencia y “los únicos que pueden circular son las Fuerzas Armadas o las fuerzas policiales, han tenido que ser ellos, u operadores políticos”.

Las familias afectadas, los colectivos ecologistas, El Cusco, Cajamarca “no son enemigos (de Ollanta Humala), son sus propios electores (...) No le dimos nuestros votos para que gobierne como un fujimorista, con ministros fujimoristas (...) para terminar imponiendo aquello contra lo que él se reveló: contra la imposición del modelo económico neoliberal saqueador de los recursos naturales, ecológicamente destructivo, violados de los DDHH y que desconocía el derecho de los pueblos indígenas y las comunidades campesinas”.

La lucha sigue
En Cajamarca las protestas continuarán (llevan más de siete meses) y se cuentan más de 30 mil personas movilizadas durante los últimos cinco días.

La persecución judicial contra dirigentes en Perú es acompaña por la prensa limeña, en palabras de Marco Arana. El dirigente asocia el hostigamiento con los intereses más rancios de la ultraderecha peruana.

“Han desatado una campaña mediática terrible. Me han acusado de terrorista, ateo, pedófilo y cuanto hay; lo mismo han acusado al alcalde Mollohuanca, sin tener pruebas”.

Recientemente fueron acusados por la Ministra de Asuntos para la mujer en Perú de usar a los niños como barreras humanas en las protestas. El teólogo de la liberación pide no olvidar que ésta funcionaria de Humala responde a las órdenes del Opus dei, en Lima.

Arana les responde. “Les molesta que las manifestaciones sean familiares, pacíficas, que sean una fiesta”, responde Arana.

Pero es lógico pensar que si el gobierno habla de niños como “barreras humanas”, tiene que ser porque disparan, golpean, o arremeten contra los manifestantes, sino de otra manera cómo ven barreras donde hay fiesta.

“Lo que están diciendo es 'queríamos reventar las protestas con la policía, pero no pudimos porque habían familias, había niños' (...) porque no soportan que el pueblo en su mayoría el que se está movilizando pacíficamente (...) incluso han dicho que es el narcotráfico el que está financiando estas protestas”, finaliza Arana.

----

Para conocer las respuestas completas escuche el AUDIO aquí:

http://soundcloud.com/labrujuladelsur1/entrevista-a-marco-arana

---

(*) Periodistas intragables

indiracarpio.blogspot.com @icarpio / ernestojnavarro.blogspot.com @ernestojnavarro

----

Para ampliar las informaciones:

(1) La Brújula del Sur es un programa que se transmite en la emisora del Ministerio del Poder Popular para la Cultura, Alba Ciudad (albaciudad.org, @albaciudad, 96.3 FM) y Radio Rebelde (radiorebelde.info, @radiorebelde915, 91,5 FM), conducido por Ernesto J. Navarro y producido por Indira Carpio Olivo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario