viernes, 19 de septiembre de 2014

11 de septiembre en La Moneda



Por: Ernesto J. Navarro
Publicado exclusivo en www.desdelaplaza.com

Está sólo en su despacho. Ordenó desalojar el Palacio de la Moneda y apenas un reducido grupo de leales se negaron a cumplir la orden. Salvador Allende Gossen tiene 65 años y la mañana del 11 de septiembre de 1973 está rodeado y su posición es atacada por aviones de la Fuerza Aérea que bombardea la casa de gobierno como si se tratase de un ejército invasor.  

Ha decidido resistir en su puesto. Recuerda que hace apenas dos años, en 1971, durante la visita oficial que el Comandante Fidel Castro realizaba a Chile, él mismo -como presidente recién electo- ha dicho casi a manera de sentencia: 
“…si el fascismo pretende utilizar los medios con que siempre arrasó a los que pretendieron hacer la revolución, se encontrarán con la respuesta nuestra y mi decisión implacable. Yo terminaré de presidente de la República cuando cumpla mi mandato. Tendrán que acribillarme a balazos, como lo dijera ayer, para que deje de actuar”. 

sábado, 6 de septiembre de 2014

"Legends" o cómo opera la industria mediática de EE.UU.



Por: Ernesto J. Navarro
Este texto fue escrito para www.desdelaplaza.com

Apuntó el diario Correo del Orinoco el 01 de septiembre de 2014(1) que “a través de la transnacional estadounidense TNT, se acusó anoche al presidente venezolano, Nicolás Maduro, de querer comprar una bomba biológica para usarla contra los manifestantes que buscan derrocarlo”.

Según la nota “en su nueva serie “Legends”, específicamente en el tercer capítulo de la primera temporada (minuto 13.38), uno de los terroristas es interrogado por un agente del FBI (…) “¿Para quién lo estás comprando?” y el detenido asegura: “No lo sé, hay un apoderado” (…) “y ¿quién es el apoderado?”. De inmediato, el terrorista afirma: “Maduro, Partido Socialista Unido de Venezuela. Están preocupados por los disturbios de civiles en Venezuela”. 

Es cierto que no es la primera vez que desde las mega corporaciones mediáticas de Estados Unidos se acusa a la Revolución Bolivariana, como ya se ha usado en el pasado a “los comunistas”, “los terroristas árabes”, “los narcos colombianos”, “los libios”, “chinos” o “extraterrestres”. Todos recontra “criminales diabólicos” que quieren hacerle daño a los “pobrecitos gringos” a los que sólo les resta defenderse (Inserte puchero). 

En otros casos, debe salir el heroico ejército gringo a defender pueblos incapaces de hacerlo ante un opresor al poder. Pero no todo se queda en la pantalla, ese mismo accionar pasa de la ficción al terreno.

martes, 2 de septiembre de 2014

Un vino, un ojo de la cara


Por: Ernesto J. Navarro  
Este texto fue escrito originalmente para www.desdelplaza.com

Antes de empezar a escribir esta nota, hice varias consultas entre una amplia muestra de mis amigos. Una de esas encuestas inexactas e intensionadas. Para la mayoría de mis amigos: escribir o más bien reclamar sobre el precio de los licores es políticamente incorrecto y moralmente condenable. Me trataron como si nadie más en este país se echara palos. 

Acordemos que hablamos de una de las poquísimas drogas, legal y socialmente aprobadas. ¿No le gusta cuando llaman droga a la cañandonga? Enumeremos: