viernes, 24 de julio de 2015

Hasta que le vimos la cara a Bolívar

El hombre cuya muerte recordamos hoy, no es ya aquel busto distante y frío que conocimos hasta 2012.
Por: Ernesto J. Navarro
Publicado originalmente en: www.desdelaplaza.com

Tal día como hoy (17 de diciembre),  Santa Marta, Colombia vio morir a la 1:17 pm,  al insigne padre de la Patria.

El día que El Libertador Simón Bolívar cumplió 229 años, Venezuela dio a conocer el rostro del hombre más importante que ha parido esta patria y que se convirtió en ícono de la libertad en todo el mundo.

Era 24 de julio de 2012 y desde el Palacio de Miraflores, el entonces presidente Hugo Chávez, daba a conocer el resultado de un trabajo científico que comenzó con la exhumación de los restos mortales de Bolívar, su estudio forense y hasta la construcción de nuevo Mausoleo para honrar al padre de la patria.

Chávez presentaba la etapa final del proyecto de gobierno que pretendía develar acontecimientos relacionados con el fallecimiento de Simón Bolívar y el traslado de sus restos a tierra venezolana, hecho histórico por el cual siempre existió un polémico debate sobre las causas muerte del prócer y cómo era físicamente éste hombre.

Ambos textos oficiales puede leerlos en:
1.-Informe sobre la reconstrucción facial 3D de El Libertador Simón Bolívar.
2.-Informe preliminar sobre las investigaciones de lascausas de la muerte de el Libertador Simón Bolívar.


El presidente Hugo Chávez presentó al mundo la cara de Bolívar (1). Una reconstrucción digital del rostro del Libertador tras la exhumación de sus restos. El proceso fue completamente documentado en una produccción de la Villa del Cine y transmitido por el canal estatal Venezolana de Televisión (2).

Algunos opinaron en medios escritos que la imagen era “un invento de Chávez”, desmeritando el trabajo de un grupo de científicos venezolanos y extranjeros que trabajaron en el proyecto. Otras opiniones divergentes, pero más serias y argumentadas fueron aportadas por el artista venezolano Omar Cruz quien sostuvo una polémica con Philippe Froesch, autor de la recosntrucción (3).

Apenas, los dagerrotipos hechos a Andrés Bello por 1824, parecían acercarnos una imagen real de esos hombres de carne y hueso que nos dieron libertad.


El acontecimiento no tenía precedentes, tomando en cuenta que Bolívar es una presencia permanente en nuestras vidas:
Venezuela es oficialmente bolivariana, las escuelas se llaman Bolívar, las plazas de ciudades y pueblos, las calles, las avenidas, bandas marciales, equipos de béisbol, piscinas, estadios, universidades, líneas de autobuses, bancos, trenes, estaciones, conucos, comandos de campaña electoral, consejos comunales y hasta nuestra moneda… en palabras de Neruda: todo lleva tu nombre, padre.

El rostro no fue un invento
Al momento de develarse la imagen que nos enseñó -según la ciencia forense- cómo era Bolívar, había concluído un estudio que llevó a los investigadores venezolanos a relacionarse con el Laboratorio de Visual Forensic, en Barcelona, España. Ellos posicionaron las imágenes obtenidas de la tomografía hecha al craneo.

Basta ver el documental para conocer detalles como éste: “Los tejidos blandos y marcadores de espesores se añaden manualmente dentro de un software 3D de marca Alemana (Maxon) que se llama ‘Cinema4d’”.

Mientras que “los detalles de acabado son esculpidos a mano dentro de otro software llamado Zbrush y que permite manejar las topografías creadas como si fuesen arcilla digital.

La reconstrucción es una tarea ardúa y laboriosa. Por ejemplo, se tomaron fotos a hombres venezolanos, de entre 40 y 45 años, y se enviaron como referencia al laboratorio español. Posteriormente, se enviaron también fotografías de hombres venezolanos de esas edades pero que padecieran afecciones respiratorias. Estas servirían para tener referencias de la piel.

Ese mismo laboratorio había elaborado con anterioridad las reconstrucciones de los rostros de:
-Blanca d’Anjou” (Siglo XIII).
-Rey Pedro III de Aragón (1276 – 1285), reconstituido a partir del TAC del cráneo y realizada para el Museù d’Historia del Gobierno de Catalunya de Barcelona.
-Nicolás Copérnico.
-Faraón egipcio Tutankamón.

La imagen más conocida 
Hasta 2012, cuando se presenta la reconstrucción hecha a encargo del presidente Chávez, las imágenes más generalizadas de Simón Bolívar eran todas derivaciones de una sola pintura que, según registros históricos, habría sido la única vez que el prócer detuvo sus tareas para que un artista lo plasmara en óleo.

Coinciden varias fuentes en asegurar que en 1825 Simón Bolívar posó para el pintor Limeño José Gil de Castro, en la casa del artista. A partir de este retrato se han hecho numerosas versiones modernas, que conservan proporciones similares al original.


Como ocurrió con muchos de nuestros libertadores, sus imagenes fueron absorvidas por una corriente esteticista europea, que “suavizó” los rasgos de aquellos héroes mulatos y mestizos para mostrarlos como dioses del olimpo. Es la misma suerte con la que corrió el Jesús de oriente medio a quien dibujan siempre como si hubiese sido caucásico.

Éste Simón, viene a poner las cosas en orden y gracias a la teconología, pudimos acercarno a un tipo mucho más venezolano que el napoleónico Libertador que decora los libros de historia.

—————————–
Datos curiosos 
-En 1867 se coloca, en la renovada Plaza Simón Bolívar de Maracaibo (anteriormente Plaza de la Pirámide) una estatua del Libertador elaborada en mármol. Era la primera instalada en todo el país, erigida en una plaza pública. Esa estatua de mármol, cuya localización hoy en día se ignora, fue reemplazada el 1 de enero de 1905 por la estatua ecuestre del Libertador que es la que hoy ostenta esa plaza.

-Existen Plazas Bolívar en: Colombia, Argentina, Brasil, Cuba, Colombia, Perú, Ecuador, Bolivia, Irán, Japón, Egipto, Estados Unidos, México, Alemania, España, Francia, Reino Unido, Rusia e Italia.

—------------
1.-https://www.youtube.com/watch?v=rvZbMyFKmOY
2.-Documental: ¿Quién es Bolívar? https://www.youtube.com/watch?v=RYHj4Qu6vT0 
3.-http://www.aporrea.org/actualidad/a148135.html

No hay comentarios:

Publicar un comentario