lunes, 24 de agosto de 2015

Oposición venezolana y violencia paramilitar



Por: Ernesto J. Navarro
Publicado originalmente en www.desdelaplaza.com

Jorge Rodríguez, alcalde Caracas y dirigente nacional del Partido Socialista Unido de Venezuela (Psuv) no sólo presentó a la prensa los nombres y las fotos de los autores intelectual (Carlos Trejo) y material (José Pérez Venta) del asesinato de la ciudadana Liana Hergueta, sino que detalló todas sus conexiones políticas con partidos de la derecha venezolana.

Sin titubear un instante aseguró:
-Que el autor intelectual, Carlos Trejo, es dirigente “juvenil” del partido Primero Justicia.

Trejo, dijo, “era el encargado de cerrar las calle en las guarimbas, reconociendo haber sido el financista en estas acciones criminales permutando dólares por bolívares”.

Lea también: La violencia política en Venezuela

-Y que el autor material del asesinato (descuartizamiento), responde al nombre de José Pérez Venta.
Éste otro criminal, “inició sus pasos políticos en el partido JAVU, continuando en los partidos de Voluntad Popular y Alianza Bravo Pueblo como dirigente. Él es el eslabón perdido”.

Jorge Rodríguez dijo que los asesinos responden políticamente a partidos de deracha u que Henrique Capriles, Richard Blanco (actual diputado a la Asamblea Nacional) y María Corina Machado, “tienen mucho que explicar”. 

Violencia política o inseguridad 
Para la dirigencia política de la revolución bolivariana, la confesión de los asesinos confirma denuncias hechas desde filas chavistas: que la guarimba y otros hechos subsiguientes, respondían a la generación de violencia con fines políticos. Hechos que pretendían presentar a la opinión pública como consecuencia de la inseguridad y que ésta violencia estaba relacionada con partidos políticos de la oposición.

Horas más tarde de la denuncia realizada por el alcalde de Caracas, el Defensor del Pueblo, Tareck William Saab valiéndose de material fotográfico y de video, aseguró que Carlos Eduardo Trejo Mosquera y José Rafael Pérez Venta fueron activistas militantes de las guarimbas y de los campamentos que eran parte de la agenda violenta de un sector radical de la oposición.

Los asesinos, recordó, están vinculados, uno con la juventud del partido Primero Justicia y el otro con el partido Voluntad Popular (De Leopoldo López). “Banalizar este tema, querer silenciarlo o manipularlo, cuando hay evidencias claras de carácter policial y científico investigada por el Ministerio Público y los tribunales de justicia; sería un grave atentado contra la democracia”. 

Oposición y paramilitarismo 
El gobierno venezolano y los partidos aliados, reiteradamente aseguran que grupos y prácticas paramilitares han sido importados al país desde Colombia, gracias a la vinculación de éstos con factores reaccionarios como el expresidente Álvaro Uribe. La respuesta de la derecha oscila entre la burla y el descrédito de las informaciones.

Venezuela conocía, por ejemplo, de la costumbre paramilitar de “descuartizar” enemigos a través de noticias como estas, publicadas por el diario El Tiempo de Bogotá: Se entrenaban para matar picando campesinos vivos (1). 

Pero ese tipo de violencia no estaba incorporada al imaginario nacional.

Ahora bien, fue el autor material del descuartizamiento de la ciudadana Liana Hergueta, quien confesó haber recibido entrenamiento paramilitar por parte de un general venezolano en situación de retiro y prófugo de la justicia, Antonio Rivero; para generar hechos violentos en eventos públicos.

Los “actos violentos” a los que hizo referencia el asesino, son todos los que el país presenció en las llamadas guarimbas. Grupos violentos actuaban a cambio de dinero en efectivo (bolívares o dólares) suministrado por dirigentes de la partidos políticos de oposición. 

Leopoldo López en la mira 
Hace pocas horas el presidente de la República Bolivariana de Venezuela, Nicolás Maduro, informó que los cuerpos de seguridad detectaron 30 grupos que han sido entrenados y financiados desde Colombia para desarrollar prácticas paramilitares en el territorio nacional como parte de planes de desestabilización y de quebrantamiento a la paz.

Estos grupos, dijo el presidente Maduro, fueron "entrenados en el arte paramilitar, de asesinar, de descuartizar gente. Como este grupo, hemos detectado 30 grupos como éste que acabamos de develar, entrenados y financiados desde Colombia por los paramilitares de (del expresidente colombiano, Álvaro) Uribe".

Refiriéndose a los descuartizadores explicó que ese grupo capturado tenía además la orden de asesinar líderes políticos, tanto de la Revolución Bolivariana y como de la derecha.

Mencionó que uno de los dirigentes de la derecha que tenían como blanco era Leopoldo López, a quien se le sigue un juicio por estar involucrado en los actos violentos registrados en Caracas el pasado 12 de febrero de 2014. "A este grupo le propusieron asesinar a Leopoldo López", denunció y dijo que la persona que dio la orden ha sido revelada. 

Los acusados qué dicen 
A pesar de que los asesinos han confesado su militancia política con partidos opositores al gobierno bolivariano, la costumbre de la derecha –desde 1999- ha sido negar los hechos y declarar que se trata de una movida política.

Veamos:
-Richard Blanco, diputado venezolano, señalado por el alcalde Caracas como jefe político del autor material del descuartizamiento, respondió, eso considera el diario El Nacional (2) con un mensaje de su cuenta @RichardBlancoOf en twitter (Aunque usted no lo crea): “Una pregunta Jorge ausente Rodríguez @jorgerpsuv los que aparecen en fotos con Wallid Makled también son narcos? Respondeme".
Pero de la acusación no dijo nada de nada.

-Henrique Capriles, gobernador del estado Miranda, jefe del partido político del cual es dirigente juvenil el autor intelectual, también citado por el mismo diario habría dicho: que no conoce a los asesinos ni a la Liana Hergueta. A su vez, afirmó que Carlos Trejo, era militante del Psuv, aunque seguro ya borrarían eso de la página (3).
Atacó en vez de aclarar y no explicó la vinculación del autor intelectual con su partido.

-Chuo Torrealba, cabeza política de la Mesa de la Unidad (MUD), no explicó ninguno de los señalamientos del alcalde Rodríguez porque, según dijo: “Nadie nos va a sacar de nuestro eje que es: abastecimiento e inseguridad”.

Basta saber si tomando en cuenta las confesiones de los asesinos, la justicia venezolana actuará contra los dirigentes políticos de oposición, señalados como jefes de la violencia.

----------
1.- Se entrenaban para matar picando campesinos vivos: http://www.eltiempo.com/archivo/documento/CMS-3525024 

2 comentarios:

  1. en la historia politica de nuestro pais en tiempos de la cuarta republica nunca se oyo' tan definidamente un concepto tan explicito y verosimil con pruebas y demas sobre un suceso tan cruel y horrendo como los que han salido a flote y que se han ido develando de acuerdo a los trabajos de inteligencia policial, en conjuncion con la colaboracion y corroboracion de dichos actos tan macabros de algunos elementos que han sido capturados y otros que han aportado pruebas y declaraciones, que para mas señas han pertenecido a su entorno y han trabajado bajo la modalidad del crimen organizado y sustentado en la participacion directa de paramilitares y coordinada por alvaro uribe vez y tambien por casi todos los lideres de la derecha fascista......ahora bien, ya develado todo por sus mismos seguidores y servidores, creo que llego' la hora de que la justicia juzgue y condene a los que restan por agarrar, como son enrique capriles como cabeza principal, maria corina machado, y todos los que resulten implicados....por lo tanto exigimos que se haga justicia y que se establesca definitivamente el estado de derecho en todos sus articulos para que las leyes se cumplan y se acabe la impunidad.....saludos

    ResponderEliminar
  2. Muchas Gracias Rafael por tu aporte. Yo espero lo mismo

    ResponderEliminar