lunes, 24 de agosto de 2015

¿Se encuentra Venezuela al borde de un nuevo “Caracazo”?



Por: Ernesto J. Navarro
Publicado originalmente en www.desdelaplaza.com 

En la última semana la noticia de un “saqueo” a un supermercado en el sur de Venezuela (a 674.4 km de Caracas), acaparó medios de comunicación, conversaciones públicas y, obvio, las fulanas redes.

“Saqueo en San Félix” titulaban los medios. “Un muerto y 27 detenidos”, fue otro de los encabezados.

La autoridad regional del estado Bolívar, gobernador Francisco Rangel Gómez, dijo a la prensa que el “saqueo” fue planificado y agregó otro elemento: “estoy seguro que no fue espontáneo sino que fue planificado con fines políticos".

En la Venezuela sumida en la campaña electoral para renovar a los 165 diputados a la Asamblea Nacional, los actos que levanten campañas y generen votos, cobran sentido. Más aún, cuando la oposición al chavismo, asume que ahora sí (lo mismo que las 19 elecciones anteriores en las que fueron derrotados) podrán barrer electoralmente a la Revolución Bolivariana.

Dos días después, 04 de agosto, en un evento similar, funcionarios policiales y de la Guardia Nacional consiguieron frustrar el segundo intento de saqueo, esta vez en un local de la cadena privada de mercados Makro, ubicada en Valencia, estado Carabobo (al centro del país). El gobernador de la región, Francisco Ameliach, acusó de manera directa el vínculo de los promotores del saqueo con dirigentes políticos de la oposición.


Repitiendo el patrón de los dos días, el 06 de agosto, la Guardia Nacional detiene a cuatro hombres señalados por testigos como quienes agitaban a los compradores para saquear un supermercado en Maracaibo, al occidente de Venezuela. Francisco Arias Cárdenas, gobernador del estado Zulia declaró: “no podemos dejar que los bachaqueros y contrabandistas impongan su ley”.

La agencia de noticias Reuters, abiertamente opositora al gobierno venezolano, se apuro a preparar un despacho titulado: “Crecen saqueos y violencia en colas de Venezuela”(1). La prensa privada, lo reprodujo de inmediato.

La nueva moda 
Al referirse a estos eventos en su programa de televisión, el presidente del poder legislativo venezolano, diputado Diosdado Cabello alertó sobre lo que calificó como la nueva moda de la oposición: “ahora hablan de saqueo, esa es la moda”.

“La oposición ahora solo habla de saqueo. Ya no hablan de desabastecimientos, ni colas, ni estudiantes presos, ni aumento de sueldos, la moda es saqueo, esa es la palabra que tienen. Pensando montar una campaña electoral con un hecho tan lamentable como es el saqueo. Ahorita hay cámaras en todos lados y así como las cámaras identificaron a los asesinos de Robert Serra, así van a caer los responsables de estas guarimbas”.

Desde la oposición venezolana, respondieron a los señalamientos hechos por el gobierno, con la tesis de que estamos en un escenario previo a un estallido social similar al Caracazo de 1989. 

¿Un nuevo Caracazo? 
¿Es cierto? ¿Estamos ante un escenario similar? “Es una brutalidad expresar algo así”, opinó la periodista venezolana Hindu Anderi, vocera principal del Vocera Foro Itinerante de Participación Popular.

Recordemos que en 1989, “Las protestas fueron producto de la paupérrima situación económica del país y la aguda escasez de alimentos debido a las medidas económicas neoliberales que el gobierno del entonces presidente Carlos Andrés Pérez y su antecesor Jaime Lusinchi habían puesto en marcha, a lo que se sumaron los continuos escándalos de corrupción, asesinato de estudiantes y la brutal represión ante cualquier protesta. A estos eventos se les conoce como el Caracazo o el Sacudón,  también son considerados como la primera gran protesta contra el neoliberalismo”(2).

Para Hindu Anderi: “Es una infamia comparar esos saqueos siquiera con las condiciones por las cuales atravesaba Venezuela en el año 1989. Lo primero que debemos decir es que  no tienen nada que ver con las actuales”.

Recordó por ejemplo que en 1989:
-Las venezolanas y los venezolanos no podíamos acceder a los productos de primera necesidad ni haciendo cola, porque eran prácticamente inalcanzables.
-Teníamos un 80% de población en condición de pobreza y otro margen importante en pobraza extrema.
-Existía un alto índice de deserción escolar y personas en situación e calle.
-El gobierno de Carlos Andrés Pérez utilizó militares para reprimir al pueblo y unas 3.000 personas fueron a parar a fosas comunes.

“Es imposible comprar la actual guerra económica, en la que operan los poderes económicos, los políticos que pescan en rio revuelto, pero también mafias del bachaqueo, con las condiciones sociales, políticas y económicas que produjeron el Caracazo”.

---------- 

No hay comentarios:

Publicar un comentario