jueves, 17 de septiembre de 2015

Alexis Blanco: Gasolina y comida dan más dinero que la cocaína

El periodista Alexis Blanco entrevista a Facundo Cabral / Foto: Archivo personal A.B
Alexis Blanco entrevista en Maracaibo a Facundo Cabral / Foto: feisbú de AB

Por: Ernesto J. Navarro
Publicado originalmente en www.desdelaplaza.com 

Alexis Blanco es un experimentado periodista atrincherado en el estado Zulia que ha dedicado su pluma y su oficio periodístico a escribir sobre la cultura y la educación.

Del periodismo hace poesía y verso en sus textos, durante mucho tiempo en el diario Panorama y ahora como free lance, son una referencia obligada. Músicos, escritores, artistas plásticos, actores, artesanos y maestros, han pasado por el tamiz de sus preguntas.

Conoce la zulianidad y no sólo desde su trabajo, vive en la seductora ciudad de Maracaibo.

Con él, de tú a tú, (mejor dicho de voj a voj) hablamos sobre el cierre del paso fronterizo en los 700 kilómetros que el estado Zulia comparte con Colombia.

Frontera Colombo-Venezolana: Los dichos de Santos y Maduro


Por: Ernesto J. Navarro
Publicado originalmente en www.desdelaplaza.com 

El miércoles 19 de agosto de 2015, tres miembros de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (Fanb) fueron emboscados por un grupo de paramilitares, mientras realizaban un operativo contra el contrabando de extracción. 

Inmediatamente, el presidente venezolano de Nicolás Maduro Moros ordenó el cierre de la frontera entre Táchira y Norte de Santander y decretó un Estado de Excepción(1) en 10 municipios colindantes con Colombia.

Venezuela viene denunciando y combatiendo fenómenos ajenos a su realidad política como: incursión de bandas paramilitares, contrabando de alimentos (bachaqueo) y ataque la moneda desde el lado colombiano de la frontera.

Colombia aunque nunca desmintió las denuncias venezolanas, jamás dijo nada diferente a esas declaraciones “diplomáticas” que auguran: colaboración, combate a la delincuencia y cosas por el estilo. Pero en la cotidianidad de la frontera colombo-venezolana, una cadena de legislaciones del gobierno de Bogotá permiten un tipo de cambio en Cúcuta distinto al resto del país o la legalización de la venta de gasolina bachaqueda de Venezuela.

Ésta decisión desencadenó la diplomacia de los micrófonos y los señalamientos de ambos lados de la frontera.

Activado el cierre de la frontera en el estado Zulia.

De por medio hay muchos otros eventos. Acá, apenas un repaso a los discursos de los presidentes Santos y Maduro desde el inicio de la medida tomada por Venezuela. 

jueves, 10 de septiembre de 2015

Johnny Alarcón Puentes: “Cierre de la frontera en Zulia está plenamente justificado”

Jhonny Alarcón Puentes, docente e investigador de La Universidad del Zulia

Por: Ernesto J. Navarro
Publicado originalmente en www.desdelaplaza.com

El control de las fronteras “el tema” en el debate político actual venezolano.  Por allí pasan a Colombia –básicamente- ingentes cantidades de comida de forma ilegal, bajo la figura de moda: el bachaqueo.

Pero también la gasolina venezolana, la más barata del mundo que pasa a Colombia en millones de ilegales litros al mes, junto con las divisas que se escapan al otro lado de la frontera.

Es una tarea difícil ésta de poner orden en la zona fronteriza ya que Colombia y Venezuela comparten más de 2.200 kilómetros de vecindad.

El gobierno de Nicolás Maduro tomó la decisión de cerrar la frontera por el estado Táchira, que colinda con el Norte de Santander, específicamente con la ciudad colombiana de Cúcuta.

Pero la frontera que el occidental estado Zulia, comparte con el vecino, tiene ubicado el paso binacional, en una zona conocida como La Raya, que separa a las poblaciones de Guarero (Guajira, Venezuela) y Paraguachón (Colombia).

Allí, los casos de contrabando de extracción, presencia paramilitar y fuga de divisas, parecen calcados de la realidad tachirense.

El gobernador de Zulia, Francisco Arias Cárdenas en un acto realizado en la ciudad de Maracaibo, aseguró estar listo para cerrar esa frontera.

¿Qué tan grave es la situación en el Zulia? 

lunes, 7 de septiembre de 2015

Carlos "El Pollo" Echeverri: “Colombia se acostumbró a traficar con el dolor de sus migrantes”



---------- 
Yo conocí al Pollo una interminable noche de 2007. Estaba en el Callejón de la Puñalada sentado en una mesa apilada de botellas de cerveza junto al periodista argentino Andrés Sal.Lari. Ya por esos días, era un rockstar de ÁvilaTv y saludaba gente a diestra y siniestra en el Guibus. Luego, una maratón de encuentros con amigos comunes promovió la fatalidad de un sentimiento egocida… desde entonces sabemos que somos buenos amigos.
----------

Por: Ernesto J. Navarro
Publicado en www.desdelaplaza.com bajo el título:
"La xenofobia social hay que afrontarla con sinceridad"

Una mañana larga de 2005, Carlos Echeverri desembarcó en Caracas. Con 21 años ya cargaba en el morral el peso de ser un desplazado. Uno de los millones que corren para salvar su vida de la violencia secular que estigmatiza a la Colombia de Gaitán.

Él, no escogió venir a Venezuela porque el cambio de monedas le fuese a representar más dinero. Una cadena de amenazas de grupos paramilitares le marcaron la opción del exilio forzado para preservarse con vida.

Así que con la respiración en vilo dejó atrás su vida, la que conocía.

Vivía en ese pandemonium del sabor llamado Barranquilla. De niño padecía de la garganta por eso sus vecinos barranquilleros, que en opinión del escritor David Sánchez Juliao (El viejo Deivi) tienen una gran capacidad “para castigar con el verbo a la otra gente”, lo bautizaron como “Pollo Ronco”. Pero cuando creció la ronquera se esfumó y sólo quedó el Pollo.

El Pollo Echeverri estudiaba música en la Facultad de Bellas Artes de la Universidad del Atlántico, además se coleaba en la cátedra de sociología y –como él mismo dice- militaba de chévere en el Partido Comunista. Pero nada para resaltar. 

El 17 de septiembre de 2004 será el día que, sin desearlo, marcó la vida de “El Pollo”. Es la fecha en la que un complot entre funcionarios del desaparecido DAS y las Autodefendas Unidas de Colombia (AUC) derivó en el asesinato del “bacán ilustre”, Alfredo Correa de Andréis (1).

6 años estuvo como “refugiado” no oficial en la Venezuela Bolivariana. Ahora emprendió ruta a un nuevo destino y como por estos días se habla de colombianos, deportaciones, paramilitares, desplazados y fronteras, compartimos con ustedes su experiencia personal y pasional.