viernes, 2 de octubre de 2015

La Venezuela que pintan One Shot y Mtv o 22 minutos de violencia



Por: Ernesto J. Navarro
Publicado originalmente en: www.desdelaplaza.com

El 17 de septiembre, la trasnacional Mtv, lanzó un nuevo capítulo de su serie “Rebel Music”. El programa, que usa elementos de la técnica “documental”, se titula: Venezuela the sounds of peace.

En 5 días, el video de 22 minutos de duración, ya ha sido reproducido más de 83mil veces en el canal youtube de la televisora (1).

De forma chévere, con musiquita, casi inocente, digamos… light, el programa presenta al mundo una Venezuela territorio de nadie, donde sólo hay delincuencia y criminalidad. 


Inicio 
El video recibe a los televidentes con una imagen que se graba con una cámara colocada en una moto. La secuencia transcurre por una zona sin mucha luz y dura poco segundos, pero los suficientes para que una voz en off diga:
-Él ya tenía planea’o matálo, vale, el vielnes pasa’o (…) no te estoy diciendo, que le metieron más de 40 tiros

Acto seguido una secuencia agresiva de fotos fijas e imágenes amalgama: entierros con  guarimberos del 2012 y páginas El Nacional y El Universal.

Llama la atención las dos de El Nacional. En una de ellas se lee en letras rojas: Censurado, pero por la velocidad de la secuencia en el video, no puede verse a primera vista, que se trata de una medida de Protección de un tribunal de derechos de niñas, niños y adolescentes por el tipo de fotos publicadas por el diario y la otra página (también en letras rojas) donde se lee: “Cifras Oficiales 2009. Total de Homicidios 119.113”.

Sobre esta última, apuntamos que tras buscarla en la web de El Nacional, la misma no apareció. No sabemos si es porque no pagamos la suscripción o por la vieja costumbre de este diario a borrar archivos como aquel de “La Batalla Final será en Miraflores” de los días del golpe de Estado contra Chávez en 2002.


Este diario acostumbra borrar de sus archivos noticias "incómodas, como ésta.

Luego hay más imágenes mezcladas de varios hechos violentos (de diferentes épocas y sin contexto), algunas coloreadas de rojo que finalizan con sonidos de disparos. Para cerrar el opening, un rapero venezolano abre los brazos a modo de bienvenida y dice:
-Yo, One Shot, los invito a conocer Caracas, la ciudad más bella del mundo.

(Si es una ciudad como lo pinta Mtv ¿Quién iría pa’ esa vaina?)

La intro del video cierra con la tapa de presentación de la serie donde se lee: Rebel Music: Venezuela the sounds of peace. (La paz de las urnas, después de todo ese tiroteo, digo yo). 

¿Quién hace el video? 
Rebel Music, según escribe en twitter Nusrat Durrani, (Productor ejecutivo. Léase el que pone los reales y vigila contabilidad), es una serie documental sobre los músicos jóvenes que luchan contra la opresión y la injusticia en todo el mundo.

Ya por ahí, se supone que Mtv viene a Venezuela con la idea preconcebida de presenciar la lucha contra opresión chavista. Para ello, contratan a una empresa productora venezolana de nombre Cinema Lab Productores, quienes hicieron el trabajo de campo.

MTV, siglas de  Music Television, recordemos, es una cadena estadounidense que forma parte del conglomerado Viacom, quinto conglomerado mediático grande en el mundo que a su vez es dueño de: Paramount Pictures y DreamWorks, empresas televisión por cable y satélite (MTV Networks, BET, y Nickelodeon) e Internet (Neopets). Es una empresa cuyo único interés es el lucro y no luchar por la libertad de los oprimidos.

MTV se ha expandido internacionalmente: incluyendo canales en Reino Unido y Estados Unidos, Europa, Brasil, Japón, Latinoamérica, China, Asia y España.

Antes era un canal que acaparaba la música comercial, hoy devenido en pantalla para realitys y novelas juveniles balurdísimas.

Las entrevistas para el documental Rebel Music, fueron grabadas hace más de un año en Caracas. Así que Mtv se tomó todo ese tiempo para armar un video de apenas 22 minutos, con el que pretende mostrar a un país ultra violento.

A los artistas identificados con el chavismo (Bituaya y Dame Pa’ Matala) los contactaron con el argumento de que estaban haciendo un documental sobre la vida del One Shot y no sobre la violencia en el país.

En resumen, se parece más a una operación de marketing para promocionar a One Shot que a “músicos rebeldes” del país. 

Argumentos 
A lo largo de los 22 minutos Mtv describe el país a través de una serie de lugares-comunes propios de la derecha venezolana, pero que ya ni la actual Mesa de la Unidad Democrática (MUD) que agrupa a toda la oposición; los utiliza.

Frases como:
-Laura Guevara: “Mi familia no se habla… dejaron de ser hermanos” (División).
-Alaín Gómez: Chávez se aprovecha del resentimiento y eso le hace un gran daño al país. (Antes de Chávez jamás estuvimos divididos).

O generalizaciones peligrosas como: “No hay una familia que no tenga una historia de estas (de violencia) que contar”. 

Para ser un programa sobre músicos, es llamativo que Mtv dedique los primeros 10 minutos del video a contar la historia política de Venezuela (presentadas en 4 láminas y un collage de imágenes muchas cedidas por AP).

Allí reúnen aleatoriamente, una cantidad de hechos y épocas de una sola vez y en menos de 10 minutos. En el relato político se saltan a la torera, importantes momentos de la vida nacional en aras de su argumento central de violencia desmedida y supuesta opresión.

Imágenes de violencia política (como las guarimbas 2012 o el Caracazo de 1989), no se discriminan de aquellas de violencia criminal. En resumen: mete en un sólo saco: hampa común, crímenes pasionales y crimen organizado.


Es cierto que en Venezuela hay una situación real de violencia y eso llevó al gobierno a crear varios planes para atacar el fenómeno, el último de ellos: la Operación de Liberación del Pueblo (OLP), pero de esto nada se dice.

Pueden verse también, varios llamados la “unidad” y la “inclusión”, como si fuese un descubrimiento reciente sobre el que nadie jamás pensó. Resulta que es One Shot quien convoca a la unidad y la paz. Como si sólo nombrar a la paz va a llegar sola.

Después de este panorama de mierda. Aparece de nuevo One Shot, como un mesías salvador de todos y declara:
-¡¡¡La música es capaz de unirnos a todos!!!

¡Zas! Así de simple es la cosa ¿Para qué meter preso a Leopoldo López, culpable de la muerte de 43 venezolanos? ¿Para qué meter presos a los policías que abusan de su poder? ¿Para qué reclamar justicia? Si lo que hace falta es una canción. 

One shot 
El protagonista del documental de Mtv sobre Venezuela es el rapero Juan David Chacón, conocido por su nombre artístico One Shot.

La madrugada del 28 de febrero de 2012, informaron los diarios, fue herido de un tiro en la cabeza. El propio One Shot lo cuenta a Mtv en inglés.

Según el periodista Deivis Ramírez Miranda de El Universal (2), “al principio, la familia no denunció el hecho, lo que hizo difícil las investigaciones del suceso”.

Sin embargo, sigue la nota, “de acuerdo a las declaraciones hechas por allegados a los medios comunicación (nótese cuan preciso es quien escribe la nota de El Universal), además por las constantes reseñas noticiosas, una comisión del Cicpc de Santa Mónica se apersonó en la clínica Santa Sofía, en El Cafetal, para reunirse con los familiares directos de OneChot y solicitar la apertura de la investigación”.

Quien escribe, no tiene una sola fuente precisa, sólo recoge “chismorreos de pasillo” y el diario se los publica. Pero asegura que: “Este proceso permitió a los efectivos determinar que habían sido tres los sujetos que llegaron a interceptar al cantante. Iban en un vehículo y dos de ellos se bajaron para someter a OneChot y robarle el carro. Entre ellos hubo forcejeo y fue cuando uno de los maleantes le disparó”.

Y agrega esta perla: “Esta hipótesis fue ofrecida por testigos, quienes no fueron identificados por su seguridad”.

A ver cómo es: Los testigos no nombran a nadie, no precisan nada que comprometa a nadie, por el contrario decir que un cuerpo policial fue a investigar es algo positivo, pero “por seguridad” no los nombran.

Lo ocurrido a One Shot sirvió para acusar al gobierno venezolano por el hecho y hacer una campaña sobre la supuesta censura gubernamental al video Rotten Town (La Ciudad podrida) ¡Que  fue hecho dos años antes del disparo! 

¡Ay, Caracas! 
No obstante la insistencia del Mtv por hablar de la violencia, gran parte del video ocurre en el Municipio Libertador, en espacios públicos llenos de gente y que fueron recuperados por la revolución bolivariana, pero eso no lo sabrá quien vea éste video ese fuera de Venezuela.

De hecho, One Shot aparece llamando por celular al rapero Reke y le dice que lo visitará al día siguiente en su casa. Pero la entrevista no ocurre en la casa de Reke sino en la calle La Iglesia de Sabana Grande, a un costado de la Iglesia Inmaculada Concepción, también recuperado por el gobierno de Chávez.



¡Eso si! Los productores se tomaron la molestia se sentar a One Shot y a Reke en una “ruleta” para niños (frente a un pre escolar) y detrás de ellos se ve un hombre durmiendo en el suelo… Con el aparataje que implica grabar para un documental de ésta factura ¿no es línea editorial directa escoger el sitio exacto en el que una persona en situación de calle se encuentra, como parte del “paisaje”?


Las voces 
La cantidad de veces que parecen One Shot y otros grupos abiertamente anti chavistas, es inversamente proporcional al tiempo que se le concede a Dame Pa’ Matala y Bituaya.

Reke, es incluido en el documental como la contraparte de One Shot. Pero sólo para justificar la convocatoria a “unidad” y “paz” del protagonista.

Cuando hay imágenes de Reke cantando en una tárima donde se lee “Jóvenes del Barrio” no se dice que es un movimiento nacional apoyado y promocionado por la Revolución Bolivariana que trabaja en las zonas más vulnerables y que le da cancha a jóvenes con inquietudes artísticas, creativas y deportivas. Visto así, a vuelo de pájaro, podría ser parte del trabajo de One Shot.

Es muy crudo lo que describe Reke, pero él no se queda en sólo cantar. Milita en su barrio, busca a otros chamitos para que tengan pista y lo vimos en actividades de Jóvenes del Barrio. Es decir, está haciendo.

Sobre el final
Hay unas grabaciones durante el entierro de un amigo de crianza de Reke y cuando las ví, pienso lo mismo que cuando el canal gringo HBO anunció la presentación de unas comiquitas sobre El Silbón.

Si nosotros no documentamos esas cosas (incluyendo cómo en nuestros barrios entierran a sus muertos) vienen estos tipos, los graban y ya sabemos con qué intensión lo muestran al mundo.

El documental “Venezuela, los sonidos de la paz” finaliza con otra frase salomónica de One Shot:
-La música tiene el poder de cambiar la mentalidad de la gente.

Pero la voz aparece sobre imágenes de gente morena, pobre, de barrio. Es decir la clase media y alta (los blanquitos de la película) no tienen nada que cambiar. Son los pobres los que se equivocan…


----------
En resumen:

-Usar un hecho personal (como el de One Shot) para achacárselo a todo el país, es simple manipulación. Es muy lamentable lo que le ocurrió, pero su situación personal no representa a todo el país. Venezuela no es sólo violencia y delincuencia para exportar.

-Más condenable todavía, agarrarse del dolor de varios para una operación de marketing. Valiéndose de argumentos que (sin contexto) nadie podría criticar: paz, unidad, amor al prójimo.

-Nos encontramos ante una forma de promoción, que se basa en la construcción del héroe (único e individualísimo) que nace de entre las ruinas colectivas. Podríamos decir que estamos hablando del mesianismo político, llevado a la farándula.

-Señalar a Caracas como una ciudad de las más violentas del mundo se instala en el discurso de la mediática internacional, según el cual ésta violencia (que no niego) es producto de la gerencia del chavismo y no de la historia de desigualdad que un gobierno, o dos, no puede remediar en lo inmediato.

-¿Hasta cuándo le damos entrevistas a medios como esos, que sabemos terminarán manipulando, editando y tergiversando lo que decimos?

----------

2 comentarios:

  1. ....Ante todo saludos muy gratos señor ERNESTO J. NAVARRO,a quien admiro mucho y le doy las gracias por su orientacion y ayuda que he obtenido atravez de su ayuda guiada para que mi persona formara parte de cierta manera en este mundo de la comunicacion, porque me apasiona escribir y expresar lo que uno siente y al mismo tiempo lo motiva a ser una voz mas para decir lo que nos gusta y lo que nos aqueja.....en primer plano y como usted dice asi como a vuelo de pajaro ,( hablando sobre la descripcion del asunto de este rapero one shot).....tuve la oportunidad de leer muchos articulos y tambien vi algunos videos sobre ese sonado caso que tuvo mas cobertura que el de otros que tambien fueron usados como campaña mediatica y politica, pero lo que mas a mi me indigno' fue la manipulacion y la mentira que esa gente hicieron y vendieron al mundo, y como aderezo de la noche a la mañana convirtieron a nuestro pais en un campo de guerra porque presuntamente segun lo que se publicita, venezuela es un pais donde todos andamos como matandonos y pasando hambre, pero ademas de que no hay posibilidades de nada porque aqui' mo hay ley, no hay gobierno, no existe asistencia social, ni seguridad....en pocas palabras....pienso que ese muchacho debe haber recibido una gran cantidad de dinero para hacer eso, pero ademas de eso la mala fe que se uso' maliciosamente y premeditadamente contra los camaradas de dame pa'matala y los otros, que malamente cayeron en esa trampa, y lo mas despreciable y bochornoso de este rapero one chot fue haberse prestado para agredir y conspirar contra nuestra patria y contra su pueblo, porque no tengo otra calificacion...y si el se disgusta por lo que digo, pues mejor que sepa de una vez que el no es gran cosa como cantante, porque sencillamente ya forma parte del cementerio de utilitis de la derecha que muy pronto sera' solo si acaso un recuerdo para quienes lo usaron y lo desecharom.....

    ResponderEliminar
  2. Estimado señor muy minucioso su análisis, la verdad poco coincido con usted, el video en general me parecio bastante equilibrado y con un mensaje positivo

    ResponderEliminar