domingo, 18 de octubre de 2015

(POEMA) Su aliento al beso


 No hay abismos que se resistan al gesto, 
 al simple instante en que la piel
erizándose
es aguacero que desbarranca sudando las piernas… 

levita alrededor de la cabeza
la onomatopeya feroz
que tiene mil significados y sólo una reacción:
la tenaza temblorosa
ella conoce el juramento que fue notariado con saliva

es noche larga
ésta
en la que el diablo nos tienta a la misma hora
después de eso
no hay tiempo de sobra
tampoco tiempo
donde brilla el mundo encima de las rodillas

¡he visto una piel tendida sobre otra!
la piel de puerto y desembarco
y es la misma piel
                                intermitente
                                                       sonámbula
                                                                          violentamente dulce

tú cantas
la orden que desaparece Control y Cordura
al desnudar las piernas
corremos jadeando oxígeno
hasta donde cruje el destello anaranjado que nos destaja el pecho…

si desaparece su brillo
dos cuerpos (los nuestros)
han rendido su aliento al beso
un beso atravesado por la luna
que empuja su mueca en la rendija de la ventana.

Ernesto J. Navarro

No hay comentarios:

Publicar un comentario