jueves, 30 de junio de 2016

Los 'muros de la vergüenza' que separan a ricos de pobres en América Latina





Por: Ernesto J. Navarro
Publicado originalmente en:
https://actualidad.rt.com/actualidad/211789-muros-dividen-pueblos-sobreviven-america 

El muro de Berlín era una vergüenza. Eso se repite aún 27 años después de la caída de la llamada "cortina de hierro".

Esos sucesos el mundo entero los conoce bien, pero las historias mínimas siempre quedan fuera de los grandes titulares. "Nadie habla sobre la cantidad de suicidios que ocurrieron a la caída del Muro. Simplemente porque no podían cogerle el ritmo a un cambio tan brutal y tan repentino", cuenta a RT, el filósofo venezolano Carlos Fernández, testigo presencial de aquel noviembre de 1989 en Alemania.

No obstante las lecciones escritas en millones de páginas, los muros que dividen a los pueblos no han dejado de levantarse.

En el civilizado mundo del siglo XXI pueden enumerarse los siguientes muros: el que divide Ceuta y Melilla, Cisjordania, Irlanda del Norte, uno entre dos Coreas, otro entre Arabia saudita e Irak, Sahara Occidental tiene su muro, la frontera de India y Pakistán, entre Kuwait e Irak y en Uzbekistán. 

sábado, 25 de junio de 2016

La odisea de abortar en América Latina




Por: Ernesto J. Navarro 
Originalmente publicado en: 
https://actualidad.rt.com/sociedad/210687-aborto-america-latina-sociedad

El día que falló su menstruación, la verdad, ni la extrañó. María, con apenas 15 años, desconocía si sus ciclos eran irregulares o de inglesa puntualidad.

Pero lo que si notó por esos días fue algo que ella misma bautizó como un “ataque de vómitos”. Antes que consultar con su novio, corrió a casa de una compañera de estudios. Amanda, apenas unos meses mayor, le había contado sus aventuras sexuales y los varios “sustos” que había soportado, lo que ya la hacían una experta en materia.
Juntas fueron a la casa de una vecina que, en uno de los barrios más pobres de la ciudad, ayuda a mujeres desesperadas, como María.

Pagó 35 dólares a cambio de su vida. El alambre de una percha, utilizado como equipo quirúrgico, la desangró tanto que la dejó sin aliento.

María, que aún no había terminado la secundaria, no tuvo tiempo de confesarle el embarazo a su familia. Tampoco pudo llegar a un hospital donde, quizás, le habrían salvado la vida.

Se trata de una escena que, por miles, se repite año tras año en América Latina, donde el aborto es castigado hasta con prisión.